Inicio > Noticias > Voluntariado en el Centro de Día ABRITE

Motivación, aprendizaje, crecimiento personal, satisfacción, sentirse parte de algo…

Son algunas de las palabras que utilizan nuestros voluntarios y voluntarias cuando les preguntamos sobre lo que les aporta hacer voluntariado en nuestra Asociación.

Durante todo el año estas personas colaboran apoyándonos en los diferentes programas para que los chic@s consigan sus objetivos. Son, por lo tanto, una parte importante de nuestra entidad y de la labor que llevamos a cabo.

Tomando como referencia la experiencia de nuestras personas voluntarias, a finales del año 2017 pensamos en llevar a cabo un proyecto en el que los chic@s fuesen los voluntari@s, demostrando de esta forma sus muchas capacidades prestando apoyo a otras personas.

Nos pusimos en contacto con el Centro de Día ABRITE para proponerles participar en esta experiencia, ya que pensamos que trabajar con personas mayores sería muy enriquecedor. Los responsables del centro se mostraron desde el primer momento abiertos al proyecto, y con muchas ganas de que esta experiencia fuera satisfactoria para tod@s.

Una vez que contamos con la colaboración del centro de día, fue el momento de presentarles la idea a los chic@s. Después de pensarlo y organizando sus horarios, 7 de ellos decidieron vivir esta experiencia.

Y así, en febrero de 2018, comenzamos a asistir a varias actividades del centro de día, de forma quincenal. Allí, durante hora y media, Alba, Carla, Fran, Laura, Mickel, Modesto y Sabela compartieron tiempo, historias y momentos con las personas mayores. Les ayudaron en los ejercicios de memoria, jugaron juntos al bingo, hicieron manualidades, regaron plantas, los acompañaron al comedor, conversaron de temas del día a día…

Fueron meses muy gratificantes para tod@s los que colaboramos.

Cuando en junio les preguntamos a los chicos y chicas que significó para ell@s este voluntariado, escuchamos palabras y frases como:

Me sentí satisfecha al colaborar, conocí a otra gente, me relacioné con otras personas, estuve más contento, compartimos historias, le hice compañía, di y recibí cariño, nos ayudamos, reímos juntos…

Por esto y mucho más, actualmente Alba, Fran, Laura, Modesto, Sabela y Samuel continúan colaborando en el centro de día de forma semanal.

Gracias a Manuel, Ramiro, Rocío y a todo el personal del Centro de Día ABRITE por creer que las personas con síndrome de Down y discapacidad intelectual aportan valor a la sociedad y por ofrecerles la oportunidad para demostrarlo.

Y muchísimas gracias a todas y cada una de las personas mayores que asisten cada día al centro por permitirnos compartir con ellas pequeños momentos que nos están dejando grandes recuerdos.